Una de las indicaciones más frecuentes para el uso del láser como tratamiento estético son las lesiones vasculares cutáneas, ya que ha demostrado tener gran impacto como opción terapéutica por su eficacia, tolerancia, seguridad y resultados.

Laser Vascular

El Laser Vascular se aplica en forma directa sobre la piel por ello se utilizan diferentes medios físicos –como geles fríos, aire frío, etc.- para enfriar la piel sin afectar de forma adversa a los tejidos y estructuras adyacentes. Al tratarse de un procedimiento sencillo el paciente puede retomar sus actividades inmediatamente. Otra de las ventajas de este tratamiento es que se puede trabajar sobre todas las zonas afectadas en la misma sesión.

Solicita una entrevista sin cargo para que un médico de nuestro staff evalúe tu caso e indique el mejor tratamiento para el mismo.


Antes y después

Cómo funciona el láser vascular

La aplicación del láser produce un incremento de la temperatura en el interior del vaso tratado con la consecuente coagulación sanguínea y el posterior colapso de las paredes del vaso propiciando la desaparición de la lesión por la absorción gradual por parte del organismo.

Para el mayor confort del paciente este tratamiento se realiza con la aplicación de una crema anestésica en las zonas a tratar.

Es muy importante que el paciente sepa que mientras esté realizando este tratamiento NO puede realizar peelings, ni utilizar ninguna crema que contenga agentes exfoliantes o ácido retinoico. También debe informarle al médico si se está aplicando alguna crema farmacéutica o recibiendo ácido retinoico en comprimidos.


Antes y después

Aplicaciones del láser vascular

Telangiectasias faciales. Se trata de las pequeñas dilataciones vasculares visibles y superficiales que pueden aparecer como entidad aislada o en el contexto de otro proceso dermatológico como la rosácea, enfermedades inmunológicas, asociadas a hepatopatías, etc. Todas  ellas se tratan con este sistema láser siguiendo los mismos criterios independientemente de su causa, origen o localización. Este tipo de lesión requiere de 2 a 4 sesiones que se realizan cada 4 ó 5 semanas y se obtiene una mejora de un 90 a 100%.

Eritema facial (flushing). Consiste en la microdilatación de vasos superficiales, que  da lugar a la clásica apariencia  de cara roja. Hasta ahora las personas que sufren este tipo de afección Ídem foto anterior contaban con muy pocas opciones de mejorar su condición y su tratamiento se limitaba a la electro-cauterización y a la escleroterapia. El láser vascular es una alternativa de tratamiento no invasivo y requiere entre 4 a 6 sesiones cada 3 ó 4 semanas para obtener resultados satisfactorios.

Puntos rubí. Son pequeñas pápulas rojas bien delimitadas, que están formadas por ectasias vasculares. Aparecen en la temprana edad adulta y tienden a aumentar de tamaño con la edad, pudiendo aparecer en cualquier parte del cuerpo (sobre todo en el tronco). El láser vascular es uno de los tratamientos menos dolorosos y con mayor eficacia para este tipo de lesión cutánea. Requiere de 4 a 6 sesiones cada 6 u 8 semanas y se logra de un 90 a 100% de efectividad.

Lagos venosos. Se trata de los vasos dilatados por la debilitación de las paredes vasculares preexistentes. Es inducida por el daño solar que debilita el vaso, provocando su dilatación. Se manifiesta como manchas muy parecidas a un lunar pero de color azulado (pápulas azules.)

Dilataciones vasculares en extremidades inferiores (várices y arañitas). En ocasiones los vasos a tratar son de un mayor calibre. Esto es especialmente frecuente cuando se aborda el tratamiento estético de las dilataciones vasculares de las extremidades inferiores. Tradicionalmente son tratadas con escleroterapia pero el láser vascular (de pulso largo en su aplicación percutánea) ha demostrado un alto grado de efectividad en su tratamiento, incluso en los casos de mayor calibre. Los resultados obtenidos con la aplicación del láser muestran aclaramientos persistentes de más del 70% de los vasos en más del 80% de los pacientes luego de varias sesiones, dependiendo del tipo de vaso. Y en muchos casos se obtiene un aclaramiento de más del 50% de los vasos tras la primera sesión. Entre las lesiones vasculares se pueden encontrar desde las más superficiales y de menor calibre como son las telangiectasias o arañas vasculares hasta las de mayor calibre y más profundas como las varículas y venas reticulares. La cantidad de sesiones que requiere este tratamiento varía según el tipo de lesión y su extensión. El proceso de reabsorción natural de los vasos lleva un mes por lo que el paciente empezará a notar significativamente la mejoría al finalizar este plazo. Las sesiones se realizan una vez por mes.

Es muy importante que durante el tratamiento el paciente reduzca al máximo la exposición de las zonas tratadas al sol y utilice bloqueado solar para evitar pigmentaciones post-inflamatorias.

El Láser Vascular Quantum es utilizado para tratar de manera segura y eficaz diversas lesiones vasculares adicionales, como rosácea, angiomas, venas reticulares, etc…


Resultados del láser vascular

Los resultados se empiezan a observar tras 2 meses de la primera sesión, y se recomienda un tratamiento de 4 a 6 sesiones en promedio. El tiempo entre sesiones ha de ser de 1 mes como mínimo, lográndose obtener resultados de aclaramiento de hasta un 90%, dependiendo del tipo de lesión a tratar.


Quantum IPL

Tecnología IPL con experiencia clínica demostrada durante más de 10 años.


En Bella Center realizamos los tratamientos de láser vascular con Quantum – IPL

Solicitá tu entrevista médica sin cargo HOY!

(Se atiende con cita previa)